Lo Último

Buscador

Google
la Web zerezas-curiosidadesvarias

Cuento Real Navideño - Por una mejor Navidad para Todos

30/11/12 2 comentarios

Por una mejor Navidad para Todos

Entre todos podemos


Cuentan que una vez un hombre llegó a un pueblo buscando alojamiento cuando una tormenta de lluvia y granizo le impidió seguir su camino. 

Preguntó a los vecinos del lugar y le aconsejaron un pequeño hostal situado en la última calle de aquel pueblecito. 

El dueño del hostal, que también era el recepcionista le dijo que pasar la noche costaba 50€ y que se pagaba por adelantado. 
El hombre, como era ya tarde y estaba cansado del viaje no lo pensó mucho y decidió quedarse por lo que le pagó al dueño del hostal los 50€. 
Este entró rápidamente en su despacho donde le estaba esperando en electricista del pueblo que había ido a cobrar la deuda que le debía por una reparación en el hostal. 


El electricista, contento por cobrar una deuda que ya daba por perdida, corrió a la consulta del médico, al que debía la última consulta y que gracias a su bondad le había dejado fiado. 

Cuando el médico cogió el dinero lo primero que pensó fue que hacía más de un mes que compró un reloj a su mujer en la relojería del pueblo por lo que se dirigió hacia ésta antes de que cerrara para pagar su deuda. 

Cuando cobró el relojero se acordó de que también debía dinero a Mariví, la mujer de vida alegre que realizaba el trabajo más antiguo del mundo en el pueblo, y le pagó los 50€ que le debía por el último servicio. 
Mariví cogió el dinero y se fue al hostal para pagar el alojamiento que debía desde hace unos meses. 

Justo en el momento en que ella le estaba pagando entró el viajero y le dijo al dueño del local que como la tormenta había pasado había decidido continuar el viaje pidiéndole los 50€, y el dueño del hostal,que tenía el billete en la mano, se lo devolvió. 

Aquel hombre siguió su camino y en el pueblo algunos que tenían pequeñas deudas con sus vecinos la saldaron sin necesidad de pedir préstamos o dinero a otras personas del pueblo.



      -Moraleja-
Que nos enseña este cuento: que el dinero tiene que circular, y que la economía se activa también desde los pequeños comerciantes. Acaba de surgir en Twitter  y Facebook una iniciativa de apoyo a los pequeños comerciantes y pymes para que se realicen las compras de esta próxima Navidad en sus pequeños negocios, apoyemos la iniciativa –entre todos- podemos y compremos en pequeñas tiendas y negocios para que historias como la de este cuento tengan un final feliz. 
      -Deseamos para todos la mejor Navidad-
zerezas.-

2 comentarios :

  1. Maribel Callejo3 ene. 2013 15:34:00

    Me parece una historia fantástica por lo realist que es (valga la contradiccion), y realmente me doy cuenta de cómo tenemos que apoyar a las pequeñas tiendas. Se me cae el alma al suelo cuando veo a un pequeño comercio abrir y cerrar al poquito tiempo porque no vende. Pienso en la ilusión y en la inversión que han realizado estas personas, y que han tenido que tirar la toalla devorados por las grandes superficies. Y que el dinero va a parar siempre a los mismos, efectivamente. Hagamos entre todos que circule, diversifiquemos nuestras compras y así fomentaremos la economía. Además, como aliciente conseguiremos un plus de originalidad puesto que no veremos por todas partes lo mismo que hemos comprado todos en la gran superficie...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias maribel, si entre todos ponemos un granito de arena solucionaríamos muchos problemas, el pequeño comercio esta en peligro y con el todas sus familias, pequeñas tiendas, comercios de barrio, bares de barrio, pequeños restaurantes que son auténticos negocios familiares
      y claro que si entre todos podríamos hacerlo.

      Eliminar

Los comentarios están siendo moderados y serán publicados una vez que hayan sido revisados por un administrador.

Recibe Nuestros Artículos en tu mail pincha aqui..

Meteo Madrid
2016 © z-curiosidadesvarias